"Creamy Skinny" de BanYa

“Creamy Skinny”, primer tema listado en el soundtrack de Pump It Up 2nd Dance Floor y tercero en ser incluido en la saga a nombre de BanYa, siendo la composición original con el BPM más bajo después de “Midnight Blue”.

Un suave y sinuoso cocktel de g-funk acompañado de una alucinación de animales marinos, paisajes naturales y urbanos en una secuencia sin arco argumental alguno, tal y como era usualmente en las primeras versiones de PIU.

Durante muchos años, desde su inclusión en su respectiva versión, este tema albergó un secreto que pasó completamente desapercibido incluso frente al conocimiento de aquellos que se desenvuelven entre los temas de culto que giran en torno a la máquina de baile de Andamiro: “Creamy Skinny” podría no tratarse de un tema legítimo de BanYa, sino de una reconstrucción o un caso de licenciación restringida.

A finales de la primera mitad de 2014, fue descubierta mediante un reclamo de derechos en YouTube la identidad del verdadero autor de la pieza, así como el título de la misma: “Rapport” de Colin Kiddy, un compositor de la casa productora De Wolfe Music.


Con presencia en todos los continentes del planeta para la contratación de servicios de producción y licenciamiento musical para fines comerciales, la oficina De Wolfe con locación en Londres podría ser considerada matriz al ubicarse sus estudios de grabación en dicha ciudad, los Angel Recording Studios.

Dentro de las paredes del recinto, se ha dado vida a diversas producciones contemporáneas, albergando actos de nivel internacional como Leona Lewis, One Direction, Robbie Williams, James Blunt, Adele, Tuomas Holopainen de Nightwish, la Royal Philarmonic Orchestra además de producciones para la televisión y el cine, como los soundtracks de ‘Dr. Who’, ‘Jobs’, entre otros.

Bajo esta premisa, y siendo de conocimiento que BanYa ha echado mano de ideas de terceros en sus producciones de terceros en sus producciones desde sus inicios, resulta viable que para su inclusión en la segunda entrega del videojuego, la pieza haya sido reconstruida fielmente aderezándola con samples adicionales dada la vasta librería con la que se creaban la mayoría de sus temas de antaño – la la cual incluía samples que podían ser escuchados en otras producciones populares –, cuyos varios elementos pudieron haber figurado en la librería de Kiddy.

Una segunda teoría sobre el caso, sostiene que Andamiro podría haber pagado licencia restringida a cierto número de versiones de Pump It Up – siete en total, hasta Premiere 2 – con privilegios de alteración de los medios licenciados y adjudicación personalizada en torno a su autoría – situación que AM ha repetido en diversas ocasiones, incluso en las últimas versiones de la máquina de baile.

Tratándose de Pump It Up, el tema de la licenciación musical es tan vasto que varios de los temas anexados al soundtrack del juego a través de su historia precisarían un estudio individual y personalizado, dado que en cada uno de ellos se esconde una historia diferente y única.

Fuente | Pump Haven, De Wolfe Music

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.